SILVIA HEREDIA SIGUE MINTIENDO. SILVIA HEREDIA DEBE DIMITIR

Silvia Heredia

En una rueda de prensa ofrecida después de su reunión con la Secretaria General de Vivienda de la Junta de Andalucía, Silvia Heredia manifestó que le había pedido a ésta «que actuara y que se pusiera del lado de los vecinos», que estudiase la posibilidad de ejercer el retracto y que buscara en el presupuesto la cantidad, 1,4 millones de €, necesaria para ejercer el retracto. Aparte de que la cantidad necesaria no sería 1,4 millones, porque ésa fue la ofertada por otra empresa en una subasta previa, sino 1,15 millones, precio final de la adjudicación a favor del fondo de inversión (esto demuestra lo muy poco enterada que está esta señora de los detalles del problema), si realmente esto hubiera sido así, no se sostiene de ningún modo lo ocurrido después. O una de dos: o la Junta tenía decidido no ejercer el retracto, y así se lo habría trasladado a Silvia Heredia en la reunión del 26 de mayo, de modo que la portavoz del PP habría vuelto a mentir en esta rueda de prensa posterior, o la Junta ha cambiado de opinión, ha valorado ejercer el retracto pero después lo ha descartado, se ha echado atrás, y en cualquier caso, Silvia Heredia ha estado puntualmente informada de dicho cambio de decisión, no es de ninguna manera creíble que no ella no haya estado al tanto.
Sin duda, la primera versión es la más verosímil. La Junta no ha tenido en ningún momento intención de ejercer el retracto. Cuando se produjo la reunión del 26 de mayo, el gobierno andaluz, perfectamente conocedor de que se había producido la transmisión a favor del fondo de inversión, tenía claro que no iba a mover un dedo en ayuda de las familias. Y Heredia, que es sabedora de esto desde el primer momento, lo ha estado ocultando, ha estado fingiendo, haciendo teatro, pública y reiteradamente, en sus comparecencias ante la prensa, ante las familias, en las sesiones que el pleno del Ayuntamiento de Écija ha celebrado desde entonces… Así que por todo ello, Silvia Heredia debe admitir sus mentiras y no le cabe hacer otra cosa que dimitir.